Publicidad

Para dar satisfacción a cualquier aficionado y cliente, era necesario también que cualquier CD pudiera copiarse de modo fácil, rápido y de manera que todos los metadatos fueran recuperados automáticamente, al igual que la portada del disco. Para este menester Playback Designs suministra una pequeña unidad DVD/ROM externa de la firma Asus, que se conecta –mediante un pequeño cable USB suministrado– a la trasera del Syrah. Tan solo es necesario insertar el disco, entonces toda la información es almacenada en el servidor y los metadatos y la portada es incorporada sin necesidad de que el usuario haga nada en absoluto. Ahora ya solo queda por explicar como introducir ficheros musicales que tengamos almacenados en otros dispositivos. Para ello contamos con dos puertos USB, que se pueden usar indistintamente para conectar un disco duro, penn drive o NAS que cuenten con alimentación externa o no requieran ninguna –o sea disco duro SDD, penn drive y NAS con su propia fuente de alimentación–.

Playback Designs Syrah__4

Otra función imprescindible en la actualidad es la posibilidad de realizar streaming con el Syrah. El servidor soporta streaming desde su tableta y también streaming desde cualquier dispositivo compatible con Airplay. Sólo se pueden utilizar dispositivos compatibles con este propósito y se puede conectar cualquier reproductor Airplay al Syrah e inmediatamente reproducir audio. Por ejemplo, podemos tener en nuestra tablet la app de TIDAL funcionando y mediante Airplay conectar con el Syrah para reproducir con la máxima calidad disponible. También es posible efectuar streaming desde el Syrah a otro dispositivo. La calidad final se verá afectada por las limitaciones de ancho de banda de su red de transmisión. Por este motivo quizás sea necesario limitar la calidad de flujo de audio adecuada a transferir –en la pantalla de ajustes–, para que se generen la menor cantidad de fallos posibles.

Playback Designs Syrah__5

Repasada ya la funcionalidad de Playback Designs Syrah y antes de describir su construcción y aspecto externo, resaltar que la unidad que tengo de pruebas contiene en su interior un disco duro convencional de 2TB. Como opción es posible encargarlo con un disco duro SSD, que intuyo mejorará en algo su calidad sonora final, aunque sin probarlo no deja de ser una especulación.
Con un tamaño contenido y un peso que sorprende por lo ligero, su aspecto exterior es moderno y refinado, buscando la discreción. Fabricado íntegramente en aluminio de color gris, destaca su panel curvado de buen grosor que cubre la parte superior y el frontal, y que es donde tiene mecanizado un dibujo estriado en forma de ondas. En el frontal solo encontramos el botón de encendido/stand by y tres indicadores led, aunque solo dos hemos visto encendidos: el situado más a la derecha indica su funcionamiento y el central muestra cuando el Syrah está accediendo al contenido de su disco duro interno. El primero por la izquierda no sabemos para qué sirve –al manual se limita a decir “corrientemente no usado”–. La trasera muestra el mismo nivel de minimalismo, con solo el botón de encendido principal, el conector de red necesario para que el Syrah pueda descargarse los metadatos y portada de los discos en caso de ripeo, y las dos entradas USB con las que cuenta y que se pueden usar de manera indistinta –aunque una ponga DAC y otra HDD–. Así pues busquemos un buen cable USB si queremos utilizarlo, porque no permite otra opción. Para esta prueba adquirí un cable USB de gran nivel a la vez que económico, el D1 de la firma francesa Totaldac.

 

En funcionamiento

Cuando hablamos de un sistema de reproducción digital –¡que básicamente y no lo olvidemos es un ordenador!–, lo primero que nos importa es saber si funciona bien: me refiero a si es silencioso, no se cuelga, admite las órdenes con rapidez o si solo es apto para expertos en tecnología. Afortunadamente puedo afirmar categóricamente que su funcionamiento es irreprochable, con una aplicación que me ha parecido tremendamente intuitiva y acertada en todos sus aspectos –sea para reproducir, hacer playlist, ripear música o ajustar lo poco que necesita–. Tan solo es necesario descargarte la aplicación gratuita en tu iPad o tableta Android, abrirla, esperar un poco hasta que reconoce el servidor y después seleccionar en la misma aplicación el DAC que se emplea. El Syrah está de serie “programado” para funcionar con su compañero de serie el Playback Designs Merlot DAC, o en su defecto con los DAC clásicos anteriores de la compañía. Para utilizar un DAC diferente, Playback Designs mediante software realiza una adaptación a ese dispositivo en concreto, y en mi caso, ya traía mi Nagra HD DAC preestablecido como opción en su menú. Por la tanto solo tuve que seleccionarlo y listo… a escuchar música.

Playback Designs Syrah__6

Esta unidad de Syrah suministrada venía con una cantidad suficiente de música almacenada en su interior para poder realizar esta revisión sin dejar ningún cabo suelto. Ficheros musicales con calidad CD –o sea 16bit/44kHz–, alta resolución 24bit con diferentes frecuencias de muestreo, DSD y DXD. Ante tanta variedad, decidí comenzar por la prueba de fuego de cualquier servidor, reproducir los archivos en calidad CD. Mis pruebas anteriores siempre me han demostrado que este es el “punto flaco” de estos dispositivos, pues el plus de resolución y por tanto de calidad que aportan los ficheros HD, siempre juega a favor de ellos, igualando las cosas, en una comparativa con un transporte dedicado. Así pues, ¿sonará un archivo en calidad CD igual que mi transporte MBL junto al cable digital Tara Labs Zero Gold que utilizo?

1 2 3

Comments are closed.