Publicidad

Para poner en perspectiva esta comparación, recordar que solo el cable digital que utilizo ya cuesta casi como el Syrah –o lo que es lo mismo que estamos ante un conjunto de lectura digital de referencia que cuesta cuatro veces el precio del Playback–, con lo cual esta referencia no es la más justa. A pesar de eso, y sorprendentemente, al menos para mí, el Playback Designs Syrah mantiene el tipo, sonando casi igual de natural y relajado que mi transporte, e incluso superando a este en conferir a la música un punto más de dinámica. Así pues el Syrah brilla donde otros servidores de música han fracasado –pues la mayoría perdían por amplio margen–, y esta afirmación me convence de que estoy ante el servidor de música que llevo esperando ya desde hace unos cuantos años. El sonido que mostraba mi DAC Nagra conectado con el cable USB Totaldac al servidor Playback era muy real, transparente y dinámico, pero manteniendo el perfecto realismo tímbrico del que ya gozaba con mi transporte. Si en algo se quedaba ligeramente penalizado, era en no seguir el mismo tempo más pausado y musical que mi transporte proporciona, pues la música parece ir algo más rápida con el Syrah. Pero la diferencia es tan leve, que no deja de impresionarme su rendimiento, y me atrevería a decir que su sonido puede superar fuentes digitales que cuesten el doble que él.

Playback Designs Syrah__7

Por otra parte, el cable coaxial Tara Labs que empleo, con su fuerte carácter holográfico y su revelador nivel de detalle y de riqueza en los “colores de la música”, sumaba tanto a mi sonido, que tenía miedo de que el rendimiento del servidor se resintiera en gran medida de su ausencia. Pero no fue así, y el cable USB de Totaldac demostró merecer cada una de las críticas positivas que ha recibido y tener una personalidad sonora “semejante”, aunque no equivalente, a la del cable americano.

Con un sonido tan relajado, natural al mostrar un timbre perfecto de cada instrumento y una dinámica tan convincente, me dispuse a empezar la escucha de ficheros en alta resolución, pues me moría por apreciar de lo que era capaz este pequeño por tamaño–sobre todo comparado con mi transporte– servidor musical. Y ya adelanto que no defraudó.

Playback Designs Syrah__8

Ya lo he comentado en más ocasiones: la alta definición está muy bien y es una mejora incuestionable, pero lo que realmente marca la diferencia es la calidad de la grabación, sea en el formato que sea. Y es que el Syrah suena tan bien que encontré múltiples grabaciones en calidad CD que me obligaron a revisar si eran o no HD –cualquiera apostaría a que sí de lo bien que sonaban–. Pero como la aplicación del Syrah permite ordenar los ficheros incluso por frecuencias de muestreo, utilicé esa búsqueda para centrarme ya sin confusión en la HD. Comencé mis pruebas escuchando una grabación de la firma 2L que tengo muy repasada, los conciertos de violín de Mozart, y que primero puse en mi transporte en CD para luego disfrutarlo en DXD. En este caso la calidad de grabación aportó ese “algo” para que el Syrah sonara mejor. La impresión es que la HD rellena los huecos en la música que no sabías que faltaban hasta que lo escuchas, y nuestro cerebro lo agradece relajándose y permitiéndonos disfrutar más aún. La escena sonora se hace enorme, el sonido e información de ambiente aumenta y el timbre del violín se suaviza ligeramente, aunque lo verdaderamente destacable es la paz y confort que aporta a la escucha.

 

Repasando las grabaciones que esta unidad disponía en HD, me sentí rejuvenecido al encontrar el clásico y magnífico Hotel California de Los Eagles en 24/192, y decidí que merecía unos minutos de nostalgia. ¡Cómo sonaba esta grabación que hacía unos buenos años que no escuchaba! Los monitores Kroma Audio Julieta que tenía instalados en este momento, recordaban con los ojos cerrados una caja de suelo de gran tamaño y contundencia, ayudados por la dinámica y peso en las bajas frecuencias que el Playback Designs Syrah es capaz de ofrecer. Sin duda la alta resolución es el camino obligado para sentirnos realmente ante una actuación en vivo en nuestra propia sala. Simplemente magnífico.

Playback Designs Syrah__9

Conclusiones

Playback Designs Syrah es el servidor de música que más me ha gustado de todos los que he podido probar hasta ahora. Es un gran aparato que junto al cable USB Totaldac D1 de 360€, es capaz de competir reproduciendo archivos en calidad CD con un conjunto digital cuyo precio es cuatro veces superior. Reproduciendo ficheros HD su rendimiento aumenta de manera ostensible, resultando ganador de esta desigual comparativa. Me aventuro a afirmar que suena mejor que fuentes digitales que le doblan el precio, y una comparativa con los mejores servidores del mercado –que son mucho más caros, todo hay que decirlo–, sería muy interesante, reveladora y lo situaría en su correcta perspectiva.

La comodidad de uso de su aplicación es un ejemplo y comparable a las mejores que hay –y he probado dos de las mejores como la de Aurender y Naim–, con infinidad de categorías y opciones de búsqueda.

En definitiva, el Syrah es un servidor de música fabuloso, silencioso, muy sencillo de conectar y configurar, y que en conjunción con un buen DAC elevará las expectativas que muchos aficionados tienen en la reproducción de contenidos musicales digitales. Un acierto seguro de compra.

Playback Designs Syrah Server – 7950€

Distribuye Cosmos hifi

EQUIPO UTILIZADO EN LA PRUEBA

Amplificación

  • Preamplificador Ypsilon PST-100 MKII
  • Etapas monofónicas Ypsilon Aelius

Cajas acústicas

  • Kroma Audio Julieta

Fuentes

  • DAC Nagra HD
  • Transporte MBL 1621A

Cables

  • Interconexión Stealth Audio Sakra y Kroma Audio
  • Digital S/PDIF Tara Labs Omega Zero
  • Digital USB Totaldac D1
  • Altavoz Kroma Audio
  • Corriente Kroma Audio

Accesorios

  • Vibex Granada, Acoustic Revive RR-77 y Vibex Pies de Résistance

 

 

1 2 3

Comments are closed.